Despido al finalizar el estado de alarma

Despido al finalizar el estado de alarma

Despido al finalizar el estado de alarma

Qué se puede hacer en las empresas “el día después” que finalice el estado de alarma

Estos días se reciben muchas consultas por nuestros abogados del Departamento de Derecho Laboral sobre qué se puede hacer en las empresas “el día después” que finalice el estado de alarma, ante la más que previsible persistencia de la crisis, ausencia de pedidos, miedo de los potenciales clientes a volver a nuestros negocios, etc.

En principio se había constituido una mesa de negociación “tripartita” (Gobierno, Patronal y Sindicatos) para intentar diseñar un conjunto de normas que sirviese a empresas y trabajadores a capear el temporal para intentar mitigar el gran crack que se avecina, valorando incluso una derogacion total de la reforma laboral del 2012.

Sin entrar ahora en la oportunidad de la noticia y su realidad, es evidente que introduce un elemento de todavía más incertidumbre, si la que había no era bastante.

Ante esta situación, y con lo arriesgado que supone en este momento aventurar un marco legal consolidado, nos limitaremos a enunciar las medidas que estamos indicando a nuestros clientes, sin perjuicio de la lógica adaptación de las mismas a la situación concreta de tamaño; sector.

En todos los supuestos partimos que la empresa se encuentra actualmente en un ERTE, siendo quizás ahora irrelevante si éste es por Fuerza mayor o de los llamados ETOP (aunque habrá que analizar luego la situación concreta).

Ponemos a su disposición un departamento de Abogados Laboralistas que le asesorarán en el ERTE , ERE O SUSPENSION TEMPORAL DE LOS CONTRATOS como consecuencia del Coronavirus

Ponemos a su disposición un departamento de Abogados Laboralistas que le asesorarán en el ERTE , ERE O SUSPENSION TEMPORAL DE LOS CONTRATOS como consecuencia del Coronavirus

¿Qué medidas se pueden implementar?

Modificar condiciones de trabajo.

Entre ellas se podría actuar sobre la partida de salarios, pero no sería la única medida con la que se puede contar para mejorar la situación de la Compañía. Esto, además, podría combinarse, o hacerse de manera autónoma, “descolgándose” del convenio colectivo que fuera de aplicación.

Contratos temporales.

Si bien es cierto que las normas dictadas durante el estado de Alarma abogaron por la suspensión del cómputo de los contratos temporales (más fácil en los estructurales, más discutible en los eventuales) lo que sí podría contemplarse es la finalización de esos contratos si se dan las circunstancias previstas en la causa que los justificaron.

Ertes por fuerza mayor “parciales”.

Es una novedad recientísima, producto del diálogo social. La situación se daría si la empresa decide incorporar progresivamente a los trabajadores afectados por la regulación temporal «en la medida necesaria para el desarrollo de su actividad». El objetivo, según reza el texto del real decreto-ley, es «facilitar el tránsito hacia las reducciones de jornada, que suponen un menor impacto económico sobre la persona trabajadora». Además, permite «atender de forma paulatina la oferta y demanda de productos y servicios de las empresas, en la medida en la que la actividad y estructura de personal lo permitan».

No obstante, se trata de una medida que debe pensarse muy bien por las consecuencias que puede tener en lo relativo a la prohibición de despedir durante seis meses, tras la reanudación, aunque sea parcial, de la actividad.

Este tipo de expedientes tienen reflejo en las cotizaciones sociales de las que se pueden beneficiar las empresas, lo que dependerá de su tamaño y del tipo de ERTE al que estén acogidas.

Informaríamos del procedimiento que deberá seguirse, tanto ante la Autoridad Laboral como ante el Servicio de Empleo Estatal (SEPE).

Despido de trabajadores.

Es la medida más compleja, ya que se condiciona a “una situación de riesgo” de declarar concurso (Leer: ¿Quién, cuándo y cómo se solicita el concurso de acreedores?), pero no se sabe qué es esto exactamente, por lo que deberemos analizar cada caso concreto para aconsejar sobre la viabilidad de la medida. Para ello deberemos contar con el asesoramiento de los expertos del despacho en materia concursal, que conocen los supuestos que la Ley Concursal prevé para presumir la situación de insolvencia (aunque sea temporal)

Es importante matizar que el decreto-ley vigente habla de una situación de riesgo de declarar concurso, lo que quiere decir, sin lugar a dudas, que estos despidos se permitirán para evitar, precisamente, entrar en situación concursal.

Y aquí, probablemente, en función del número de trabajadores afectados en relación con la plantilla del centro de trabajo o de la empresa, será donde se haga necesario formalizar un ERE, que tiene, igualmente, una regulación muy específica, en estos momentos derivada únicamente de la reforma laboral de 2012, con la interpretación que de la misma han hecho los tribunales en estos ocho años de vigencia, y cuya observancia es fundamental se haga asesorado en todos sus trámites para evitar que los despidos puedan calificarse de improcedentes o nulos, con los efectos tan graves que esto tendría.

Puede interesarte:»Servicio de iguala en Derecho Laboral«

INFÓRMESE SIN COMPROMISO

91 402 51 96

despacho@jlcasajuana.com

¿DUDAS? PREGUNTA A NUESTROS EXPERTOS




En virtud de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento europeo y del consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales, CASAJUANA ASESORES S.L.P le informa que sus datos personales incorporados en este formulario, serán incluidos en un fichero creado bajo nuestra responsabilidad, con la finalidad de comunicarnos con usted para llevar a cabo el mantenimiento y control de la relación negocial que nos vincula y podrán ser cedidos a terceros para gestionar la relación negocial.
Según el Reglamento (UE) 2016/679 de 27 de abril de 2016, puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, oposición y supresión dirigiéndose por escrito a CASAJUANA ASESORES S.L.P en la Calle de Diego de León, 47, 28006, Madrid o al correo electrónico despacho@jlcasajuana.com

He leído y acepto lo dispuesto en la normativa de Protección de Datos


ASESORÍA LEGAL FRENTE AL COVID-19

ASESORÍA LEGAL FRENTE AL COVID-19

Departamento especializado en Compra Venta de Empresas

Departamento especializado en Compra Venta de Empresas

Artículos Relacionados